domingo, 14 de junio de 2015

Camping Le Vieux Port. Un entorno ideal muy mal gestionado

El camping Le Vieux Port ha sido nuestro destino de escapada en 3 ocasiones. No habíamos hablado de este sitio antes, a pesar de que es muy popular, porque siempre nos hemos quedado con un mal regusto. El entorno del camping es maravilloso y las instalaciones también son de primera categoría, pero las tres veces que nos hemos alojado aquí hemos tenido problemas en recepción, después de largas colas además. Siempre hemos salido muy decepcionados


Foto de una Parcela estrecha y llena de árboles Le Vieux Port | caravaneros.com
Algunas parcelas tienen árboles en medio y bastante cuesta. Sin mover, os será imposible colocar la caravana


A pesar de llevar siempre hecha la reserva previamente, las colas en recepción han sido siempre enormes y lentas. La última vez, con una reserva previa de 2 bungalows y una parcela premium estuvimos media hora para ser atendidos y UNA HORA de reloj con la chica para gestionar la entrada al camping. Todos los datos, excepto las matrículas de los coches los tenían ya previamente así que... ¿Para qué necesitan una hora de comprobaciones? 


Foto de la caravana Adria Altea en Le Vieux Port | caravaneros.com
El entorno del Vieux Port es idílico. Lástima que esté tan mal gestionado

Lo peor no fue la espera, fue que además la chica que nos atendió hizo todo mal. Se le olvidó o metió mal una de las matriculas, con lo que la barrera no se abría ni a la entrada (con la recepción ya cerrada) ni a la salida con el consiguiente lío. Además, se le olvidó darnos las sábanas del bungalow, nosotros supusimos que estarían allí. Para cuando nos dimos cuenta de que no estaban, la recepción estaba ya cerrada. Por suerte teníamos unas en la caravana que usamos para la primera noche. Pero al día siguiente al reclamar las ya pagadas ni una disculpa y el mismo precio. Por cierto... las sábanas son desechables de papel... mejor llevar de casa unas si vais a bungalow. 


Foto del Atardecer en la duna del Viux Port. | caravaneros.com
Atardecer en la duna del Viux Port. Un paseo ideal para hacer en bici o a pie

Hasta 4 veces tuvimos que ir a recepción durante el fin de semana, a devolver los inventarios el día de salida, amén de los viajes anteriores para recoger las pulseras, coger las sábanas, pagar un vaso que se rompió en uno de los bungalows (2€), pedir la clave wifi (que estaba incluida en la parcela y nunca funcionó) y siempre esperando colas, de no menos de 30 minutos cada vez. Escribimos en Tripadvisor con la queja, ya que fue imposible dejar una queja allí. Deberían repensar su forma de organizar las entradas porque es un desastre y deja muy mal sabor de boca a los clientes. 


Foto de las barbacoas comunitarias. Camping Le Vieux Port | caravaneros.com
Las BBQ comunitarias están abarrotadas y hay que pedir turno para acercarse a tu parrilla

Cuando llegamos, nos dieron una parcela premium asignada, justo al lado de la barbacoa comunitaria (que de premium tenía sólo el nombre) Nos encontramos un campo de fútbol de los vecinos instalados en nuestra parcela. Nos recomendaron irnos, que era una parcela muy mala (y además la tenían ocupada) Ya habíamos intentado cambiarla en recepción porque como conocemos el camping sabíamos del problema, pero la "amable" chica nos dijo que no había parcelas libres. La realidad es que había parcelas libres por todos lados, pero imagino que esto le suponía media hora más de ordenador. 


Foto de los Paseos en bici por la duna del camping Le Vieux Port | caravaneros.com
Paseos en bici por la duna del camping y por los alrededores son de las actividades más recomendables
El camping tiene en su mayoría público vasco y navarro por la proximidad. Hay muy pocos franceses y casi ningún extranjero (no nos extraña). Hay cuadrillas de fijos que hacen toda la temporada y son en general muy poco respetuosos con los horarios del camping (tuvimos una fiestita hasta las 2 de la madrugada al lado y el servicio de seguridad del camping no dijo nada). Tampoco hay respeto por los demás y aparcan los coches en otras parcelas o, como nos paso a nosotros, montan un parque infantil o un campo de fútbol en la parcela de al lado y dejan que sus hijos entren a jugar sin decirles nada. Si os toca en una de esas calles de fijos, no seréis bienvenidos porque les obligáis a levantar su chiringuito. 


Foto de la Parcela Premium Camping Le Vieux Port | caravaneros.com
Las parcelas son amplias y la única diferencia con las premium es la wifi incluida (que no funcionó)

En fin... no vamos a centrarnos en el desastre de organización para hablar un poco del camping por si aún no os hemos quitado las ganas de ir con todo lo que nos pasó. El camping está en un entorno maravilloso dentro de un pinar enorme. Una duna alta lo separa de la típica playa salvaje y kilométrica de Las Landas francesas, no veréis el final. A lo lejos se ve una torre de vigilancia del ejército a la que os podéis acercar (aunque no entrar) dando un paseo por la playa o por el bosque. 

En la playa hay una escuela de surf por si os animáis y los atardeceres son estupendos. Las instalaciones del camping están muy bien, tiene baños bien ubicados cerca de todas las parcelas y barbacoas comunitarias para evitar peligros de incendio al tratarse de un bosque de pinos. Las barbacoas pueden estar un poco abarrotadas a algunas horas y son un pelín estrechas. 


Foto del atardecer en una playa Camping Le Viux Port | caravaneros.com
Precioso atardecer en una playa kilométrica y salvaje

El complejo de piscinas es lo más llamativo del camping, con un parque acuático grande con forma de barco pirata, con toboganes y piscina de olas pero la decepción te la llevas cuando llegas y ves que ambas instalaciones solo funcionan dos horas por las tardes. Como veis todo es un poco decepcionante en este camping. 

El supermercado es muy amplio y bien surtido con pan recién hecho y prensa española por si queréis estar como en casa. De hecho... parece que sea un camping nacional con las instalaciones de uno francés. 
Foto de Picadero y caballos en el camping Le Vieux Port | Caravaneros.com
Picadero para disfrutar de un paseo a caballo

En la parte de atrás del camping hay un pequeño picadero que ofrece paseos a caballo a un precio muy razonable. Nosotros estuvimos una hora paseando por el bosque con los niños y fue una actividad estupenda que nos permitió conocer los alrededores del camping y disfrutar mucho. Hacia las 6 de la tarde sacan a todos los caballos de los boxes para llevarlos a un prado cercano. A los niños les encantará porque es un espectáculo. 

Cerca del camping (unos 20 minutos a pie o 5 en bici) está la bonita localidad de Vieux Boucau. Hacen un mercadillo los sábados a la mañana que suele estar muy concurrido pero es un buen sitio para comprar productos locales (nosotros compramos un queso Brevis delicioso) Además del mercado, el pueblo es encantador y tiene un amplio lago salado con un sendero para bicis o caminantes que merece mucho la pena. Es muy llano así que es muy fácil hacerlo incluso con niños pequeños. Desde el camping, con sendero incluido no llega a 10 km de bici y puedes ir haciendo paradas si vas con niños. Muy recomendable. En el paseo de Vieux Boucau hay muchos restaurantes que ofrecen sobre todo pato y los famosos moules (mejillones). Os recomendamos probar los moules a la creme. Ummmmm. 
Foto de Vieux Boucau | caravaneros.com
Vieux Boucau es un encantador pueblo con lago junto al camping

Junto con los paseos a caballo, lo único que os podemos recomendar del camping es el restaurante. Comimos allí el último día, ya que tuvimos que salir a las 12 (luego nos enteramos por unos amigos que a ellos les dejaron hasta las 4, un despropósito más). El restaurante tiene platos combinados, pizzas y un menú landés para conocer las bondades de la cocina de la zona (pato y queso muy ricos). Estaba todo delicioso y la cuenta no fue muy razonable (menos de 20€ por persona).  

Después de 3 oportunidades, creo que no volveremos. La zona nos encanta, pero optaremos por otros campings que los hay y muy buenos en Las Landas como el Sylvamar