lunes, 8 de agosto de 2016

El paso de Vrišič o ruta de los rusos

Uno lee información en Internet, busca videos en youtube, lee ávidamente comentarios y tweets sobre los lugares a los que uno se va a dirigir, pero éste, es sin lugar a duda, uno de esos sitios que supera con creces todo lo leído o visto.
Río Sobeč ascendiendo el paso de Vrisic. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
La belleza del río Sobeč ascendiendo el paso de Vrisic


El paso de Vrišič o paso de los rusos fue construido en la primera guerra mundial por el ejército alemán gracias al esfuerzo y las vidas de los prisioneros rusos. La carretera serpentea por los Alpes Julianos hasta los 1611 metros de altura, lo cual indica que puede llegar a ser en momentos no apta para cardíacos ó vehículos sin buenos frenos o dirección.
Foto del cartel que indica cómo se va desde Bovec a Kranjsja Gora por el puerto de Vršič. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
Desde Bovec a Kranjsja Gora por el puerto de Vršič

Antes de entrar en la carretera hay dos señales que indican que el paso no es apto para vehículos de más de 12 metros, tampoco para aquellos cuyo ángulo ventral sea escaso, dado el peligro de golpear o rozar los bajos del vehículo. En nuestro caso, una autocaravana de 7.25 metros de largo sobre chasis de furgoneta fiat ducado nos garantiza el franqueo del paso de Vrisic.

Foto del puente sobre río Soča. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
El primer tramo del paso transcurre junto al río Soča

No menos de 50 curvas con pavés nos trasladan a otra época donde todo se hacía a mano, y el traqueteo de la autocaravana es constante. En cada curva que se “negocia” literalmente, hay una señal azul y bien visible que recuerda al viajero en qué curva se encuentra, están numeradas. El bosque nos rodea completamente, aún no hemos llegado a la zona más espectacular y ya nos encontramos con una imagen religiosa en las primeras curvas…
Foto de la Paso de Vrisic. Paso de los rusos. curva número 12. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
Negociando la curva número 12 sobre el pavés

Nos encontramos con otras autocaravanas, campers, coches y muchísimas motos lo cual nos relaja un poco ya que, si ellos han pasado, nosotros también no??
Foto del Parque Nacional de Triglav. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
Pasando entre las montañas del Parque Nacional de Triglav vemos restos de nieve en pleno julio

Pero el hecho de encontrar vehículos de frente hace que doblar cada curva de 360 grados implica reducir la marcha hasta primera ó segunda marcha para ver quien entra primero a la curva, generalmente tiene preferencia el que sube sobre el que baja. La verticalidad del acantilado y la inclinación de la carretera me mantienen en vilo mientras conduzco.

Foto del Paso de Vrisic. Arquitectura tradicional eslovena. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
El paisaje es como de cuento de Heidi ¿No os parece?
Los nervios al conducir sobre el pavés de las curvas se reducen al admirar el paisaje y sus acantilados de los Alpes Julianos. Pero dicha belleza tuvo su alto precio, porque más o menos sobre los 1100 metros de altura se encuentra la capilla rusa que rememora el lugar donde más de 400 prisioneros de guerra rusos perdieron la vida por una avalancha mientras trabajaban en la carretera en 1916.
Foto de la La autocaravana de alquiler en Eslovenia. Paso de Vrisic | caravaneros.com
Un alto en el camino para recobrar el aliento

Incluso en verano, la dureza del paso de Vrisic nos recuerda que debemos extremar la precaución al conducir por allí. En invierno este paso está directamente cerrado para vehículos.

La familia entera va contando las curvas que ya hemos “negociado” con la autocaravana, los frenos aguantan pero por si acaso, decidimos aparcar un rato donde la carretera lo permite para descanso del motor poco después de iniciar el descenso por el otro lado.

Foto del Parque nacional de Triglav. Paso de Vrisic. Monte con Ventana. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
Un monte con ventana en forma de flecha

Sorprende la verticalidad de las montañas que nos rodean, su belleza nos deja sin palabras por unos momentos. Otras autocaravanas también detienen su marcha, la pendiente es tal en la carretera que las ruedas de los vehículos de la otra orilla que van de subida derrapan en la gravilla para iniciar la marcha. aprovechamos para descubrir una montaña con ventana y una cara de persona oculta en su ladera y, de paso, recuperar el aliento. 

Tras el descanso para todos, iniciamos la marcha para terminar el paso de Vrišič.

Reto conseguido.

Os dejamos un vídeo para que preciéis lo que vivimos en el paso de Vrišič: