jueves, 29 de septiembre de 2016

Kamp Otočec. Un camping con castillo y río incluidos

Otočec es uno de esos lugares fuera del circuito habitual que bien merecen una visita. Uno de los lugares más bonitos de Eslovenia. Lo descubrimos gracias a una nueva búsqueda con la aplicación Park4night encontramos un lugar llamado Kamp Otočec. Un vistazo a nuestra guía Lonely Planet y descubrimos que no sólo es un lugar increíble junto al río Krka, sino que además hay un coqueto castillo en mitad del río, junto al camping, separado de las orillas por dos antiguos puentes de madera.

Foto del Kamp Otočec. Ruta en autocaravana por Eslovenia. Caravaneros
Kamp Otočec. Casi como una acampada libre junto al río


Leemos en la aplicación que para llegar al castillo hay que atravesar un puente de madera con una señal que limita el paso a más de 3.0 ton. Lo cual nos preocupa, pero dice el visitante que lo pasemos sin problemas que habrá más autocaravanas.

Llegamos y admiramos el paisaje espectacular, que aparece de sorpresa tras una gasolinera. Llegamos al espectacular puente y lo cruzamos para damos de lleno con un castillo construido en una isla en el río, hoy hotel de lujo, el cual nos lleva a un segundo puente de madera un poco más viejo, pasamos sin problemas, los corazones laten a tope, al menos el del conductor!

Foto del Puente de madera de acceso al castillo de Otočec y camping Otočec. ruta en autocaravana por Eslovenia. Caravaneros
Primer puente de acceso al Castillo de Otočec
A pocos metros se encuentra el Kamp Otočec, un lugar idílico a la orilla del río Krka. Acampar a escasos dos metros de la orilla fue tan fácil como maravilloso, un cisne nos viene a recibir mientras conectamos la luz de la autocaravana, Eslovenia es preciosa.

El simpático chico de Recepción nos comenta de una forma muy amable y con todo tipo de explicaciones los servicios habituales del lugar y sin querer entablamos conversación en perfecto inglés, (el suyo), con otro Esloveno amable y con ganas de dar a conocer su país, un aplauso para éste pueblo.

Foto del Camping Otočec. Eslovenia. Junto al río Krka y al castillo de Otocec. Ruta en autocaravana por Eslovenia. Caravaneros
Acceso al Kamp Otočec y vistas del entorno

Allí vemos a varios campistas de lo más variado, un Holandés con una caravana Eriba, un francés con una perfilada, un motero suizo con una tienda de campaña y tres jóvenes alemanes con una furgoneta y una tienda de campaña, y nosotros. Es un camping pequeño pero uno de los más encantadores que hemos visitado nunca.

Foto de Libélula en el río Krka. Camping Otočec. Ruta en autocaravana por Eslovenia. Caravaneros
Una vecina, habitante del río. 

Todos acampados a la orilla misma del río, con bosque verde y hierba bien cuidada, con vistas a los puentes de madera y al castillo de Otocec, idílico, ¿no os parece? Decidimos conquistar el castillo así que nos dimos un pequeño paseo y cruzamos por el puente de madera para llegar a la plazuela del castillo. Entramos por la puerta de madera y nos encontramos con un coqueto hotel, una terraza donde algunos visitantes tomaban café y pastas y un pequeño restaurante. Salimos por el lado contrario y bordeamos los muros del castillo. Uno se imagina la vida de sus habitantes en este increíble lugar de cuento

Foto del Castillo de Otocec en la isla del río Krka. Ruta en autocaravana por Eslovenia | Caravaneros.com
Castillo de Otočec. Un luegar de cuento

Es curioso que Otočec es un lugar de paso habitual para miles de turistas que se dirigen hacia Croacia desde el norte de Europa y poquísima gente para en este maravilloso lugar. Cada vez nos damos más cuenta de que el destino es lo menos importante de nuestros viajes, lo verdaderamente importante es disfrutar de los lugares que vemos a nuestro paso.
Foto del río Krka desde el camping Otočec. Ruta en autocaravana por Eslovenia | caravaneros.com
Río Krka en Otočec

A escasos metros de nuestro sauce llorón bajo el cual nos refugiamos del calor el peque de la familia ve las canoas y tras saber que cuestan  5 euros la hora no nos lo pensamos ¡¡A remar!! toda una experiencia interesante intentar remar contra corriente y entre las piedras y los cisnes. Nos hemos aficionado al remo en este viaje. 

La sensación de descanso en un sitio así es increíble, cenamos mientras los cisnes del río van y vuelven en busca de su propia cena. Al día siguiente tras conversar con el chico de recepción nos despedimos no sin pena por no poder quedarnos más días en Otočec.